martes, 29 de septiembre de 2009

EL CIERRE DE LA MINA DE LOTA





Desde la década de 1970 el mineral de Lota ya no era rentable y se mantenía por razones sociales. En 1996, el Congreso aprobó una partida extraordinaria de recursos para financiar las operaciones de ese año de la Empresa Nacional del Carbón (Enacar), condicionado a metas de producción y reducción de pérdidas. Pero ninguna de las dos cosas se logró y el precio internacional siguió bajando.

Los trabajadores de la minería subterránea, cuyas difíciles condiciones de vida fueron descritas por Baldomero Lillo en su libro "Subterra". La mina de carbón de Lota fue comprada por el empresario, militar e Intendente de Concepción, José Antonio Alemparte Vial hacia 1840 a los indios Cabullancas. Más tarde se la vendió a Matías Cousiño y Tomás Garland para el desarrollo del negocio carbonífero

Los obreros debían trabajar muy duro en la mina para de esta forma obtener un desempeño aceptable, junto a esto tenían que correr el riesgo de que le ocurra algunos de los accidentes que en esta se producían. De esta misma manera los superiores de la mina ( jefe y personas que trabajaban para este) les imventaban y cobraban impuestos de gran cantidad por lo que la ganancia de los trabajadores era la mínima. Además le pagaban con fichas lo cual hacía y obligaba a que estos compraran en un solo lugar y si lo pillaban compran ( a cualquier individuo) en otroalmacen le buscaban el producto y se lo quitaban

Vino lo inevitable. En abril de 1997, se aprobó el cierre de la mina -tras 150 años de explotación- y el plan para mitigar el efecto social y político de la medida, que implicó la salida de 1.100 trabajadores.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada